Madres y Padres

Mensaje de tu hijo






Una docena de consejos para que a tus hijos les mole leer








Los niños hacen lo que ven


Cómo actuar ante las intoxicaciones etílicas agudas

¿Tu hijo consume drogas? Tres formas de enterarte antes de que sea tarde

Hijos e internet

 A continuación, si pincháis justo arriba en hijos e internet, encontraréis un vídeo muy interesante y claro sobre qué hacer ante los peligros de la red.
Se trata del video de una conferencia que han realizado desde la oficina de seguridad del internauta, que es una institución de toda confianza dependiente del Ministerio de Industria.
Es un pelín largo…pero merece la pena.
También teneis la posibilidad de verlo en veces…seguro que no os defrauda.












Controla la espalda en el ordenador: 




CÓMO PUEDEN AYUDAR A SUS HIJAS/HIJOS EN EL ESTUDIO.


Ø DECÁLOGO sobre cómo estudiar EN LA ESO (10 cosas):


1. Hay que estudiar “todos los días”: poco a poco se consigue más y mejor, que todo de golpe el día antes del examen. Hay que estudiar más de lo que se hacía en primaria, es decir, su hija/o debe estudiar de 2 a 3 horas diarias con sus descansillos de 10/15 min cada hora.

2. Estudiar cada día las asignaturas del día siguiente, el viernes se estudia lo del lunes o el sábado por la mañana, y el domingo, se repasa lo de toda la semana. Que su hijo/a haga un horario de estudio teniendo presente el calendario escolar.

3. Estudiar en su habitación con silencio y sin interrupciones. Poner un papel en la puerta de donde estudie para que no se le moleste ni interrumpa. Evitar que se distraiga durante el estudio con música, MP3, TV, PSP, ordenador, móvil, teléfono… cerrar el tuenti, Facebook, twitter, quitar internet o wifi del móvil, para distraerse con el "whatsapp".

4. Empezar por lo importante (exámenes, entrega de trabajos, lo que le van a preguntar mañana, etc) y luego seguir por lo menos importante. Ya lo dice el refrán “primero la obligación y después la devoción”.

5. 1º estudiar de codos lo explicado hoy en clase y 2º hacer los deberes y/o actividades a ser posible sin repetir las palabras del libro para evitar que sea una tarea meramente mecánica que no es buena, sino expresándose con sus palabras (así el estudio será personalizado y correcto).

6. Si necesita más tiempo, le decimos a sus hijos que le dediquen más tiempo: que no dejen las cosas a medias, “para luego” o abandonen una tarea.

7. Se aprende mejor haciendo resúmenes, esquemas y mapas mentales. Les enseñamos a sus hijos que aprendan a hacerlos con la ayuda de un programa que usamos y que usted puede ver en este blog en el apartado de Orienta alumnado en el punto 3: Aspectos académicos y Técnicas de estudio. Es el programa Aprender a estudiar: página web de Raúl Martínez que usa las técnicas de estudio de forma muy práctica: propone +1.000 consejos y +100 actividades para usarlas al estudiar. Dirigida a la ESO y Bachillerato, y también para el último ciclo de Primaria. http://www.isftic.mepsyd.es/w3/eos/MaterialesEducativos/mem2006/aprender_estudiar/index2.html

8. Repasar lo aprendido le ayudará a recordar más y a estimular su memoria. Es mejor muchos repasos y breves, que dejar todo el estudio para el día de antes o el día antes del examen.

9. Procurar mezclar las tareas escolares con las físicas, es decir, aconsejamos que colabore en las tareas de casa diariamente tales como ordenar, limpiar, cocinar, lavar la ropa, comprar, etc, alternando con hacer deporte semanalmente. Recuerde que “mente sana, cuerpo sano”, “Mens sana in corpore sano” . Mezclar también el estudio con cosas que le gustan como premio al trabajo bien hecho; ejemplos para después del estudio: deporte, baile, lectura, música, etc, pero dejen las salidas para el fin de semana.

10. Hay que leer todos los días. Que busque cosas que le guste leer: libros, revistas, periódicos, etc, lo que sea, pero que lea, ya que de esta manera mejorará el lenguaje, rapidez lectora, comprensión, ortografía… además de que su imaginación volará a muchos sitios.

Transmítanle que el estudio es bueno para su futuro (“El futuro pertenece a los que se preparan en el presente” Malcolm X) y que el trabajo, el esfuerzo, la constancia y la superación son buenos valores.

Si siguen estos consejos su estudio será constante y tendrá buenos resultados como los buenos vinos que “se van haciendo poco a poco”.


OCHO CONSEJOS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMAS DE TUS HIJOS


CINCO ESTRATEGIAS PARA HACER QUE LOS NIÑOS SE PORTEN BIEN 


1.- Sorpréndale cuando se porta bien.

Se trata de hacer lo contrario de lo que parecería lógico: preocuparnos y reñir cuando se portan mal. En efecto, hay que actuar al revés: mostrar interés, reconocer, alabar, premiar, alentar, etc. cuando vemos al niño portarse bien (no hace falta que haga algo superbien, simplemente porque está tranquilo cuando en otras ocasiones es un torbellino, o está con su hermano sin pelear, o está comiendo sin rechistar...)
2.- Reconozca cualquier mejora aunque sea pequeña.

Para la mayoría de los niños es imposible pasar de una mala a una buena conducta. Pero si somos observadores, comprobaremos que hay pequeñas mejoras que deben ser elogiadas. Así el niño se estimulará a continuar así. Este método también se llama de las "aproximaciones sucesivas": reforzar y alabar acercamientos aunque sean pequeños a la conducta-objetivo, a lo que finalmente esperamos de él. Por ejemplo, nos gustaría que no se levantara en toda la comida, pero si un día sorpresivamente se ha comido un plato sin abandonar la mesa, eso es un pequeño éxito y va en la buen línea.
3.- Ofrezca recompensas.

Una manera muy efectiva es dar puntos por cosas que vaya haciendo bien, estableciendo un sistema de pequeñas recompensas cuando haya acumulado suficientes puntos. A los niños les gusta el sistema de acumular puntos y suelen animarse y mejorar con este sistema.






4. Presente alternativas a su hijo para que él pueda elegir.

El niño tendrá que hacer lo que queremos pero si se lo planteamos como una elección, es probable que lo haga de mejor gana y no se resista de entrada. En vez de ordenarle "Ponte a hacer los deberes", sería el plantearle la pregunta "¿Quieres hacer los deberes antes o después de merendar?". Una diferencia que hará más probable que se produzca la buena conducta que deseamos
5. Utilice en ocasiones la distracción.
Ante conductas de oposición a veces con niños pequeños es mejor no plantear órdenes directas. Si el niño rehúsa ponerse el pijama para acostarse podemos utilizar una estrategia de distracción parecida a ésta: ¿Qué cuento quieres que te cuente mientras te pones el pijama?. En este caso no le estamos preguntando si quiere ponerse el pijama, por lo que con este truco distractor estamos favoreciendo su colaboración